BLOG DE BEATRIZ GRACIELA MOYANO "Bienvenidos a mi nuevo desván"

UN BLOG DE BEATRIZ GRACIELA MOYANO
"BIENVENIDOS A MI NUEVO DESVÁN"
A todo aquel visitante de éste mi nuevo desván les
doy la bienvenida, un nuevo refugio a la nostalgia,
siempre en la búsqueda de oscuridades lumínicas
que me habitan y se escabullen de mi propio Yo.
Lugar donde pretendo volcar fragancias y colores en el cántaro de sentipiensos.

martes, 3 de abril de 2012

"BAJANTE DEL PARANÁ"



BAJANTE DEL PARANÁ



Este año con la extrema bajante de mi río marrón, se han dejado ver sus miserias, tan hermoso en su andar el Paraná en tiempos dulces, ahora limitado en sus caudales , se vuelve triste su mística guitarrera del litoral, éste mi río amado, el del vuelco de nostálgicas imágenes sagradas en sus costas, el de esparcidas cenizas cadavéricas en deseos legados de verdadero amor, ése mi río, testigo de arrumacos enamorados y besos extendidos de los que se arriman a ver la luna reflejada en sus aguas, en esta nueva bajante nos muestra la zurrapa, la borra y sus resacas, los floridos camalotes deshidratados se recuestan achucharrados en las costas junto a la degradable maloliente basura putrefacta y la biodegradable enredada entre los fósiles de peces que se quedaron boqueando con las branquias secas y crujientes en un brazo débil, angosto del río. Recordó a la humanidad comparando sus instintos dañinos, con los de la naturaleza a veces incomprensible, el sufrir de las hiervas y de las almas como ácido corrosivo en el burladero de dolor ajeno, en el las gotas de cristal fluyente de los ojos, como savia de flora silvestre y vio en los esqueletos de la fauna viva hasta ayer, los trinos de las aves que en los medios días visitan su balcón esperando las migas del mantel como caricia de amistad, la caricia es magia que espera hace días el Paraná, para fluir en abundancias aprisionadas, porque navegar es dicha, ya dejó al descubierto las miserias de sus oscuros fangos de arcillas, se mostró fragmentado para que adviertan su estado de ansiedad de manantiales, dejen abiertas las compuertas de los diques, ya está abatido de esperar las lluvias benditas, tan exiguas y la barcaza encallada sin aliento se ve con los brazos extendidos a la espera…



Beatriz Graciela Moyano

Rosario-Santa Fe

Argentina

No hay comentarios:

Publicar un comentario